logo-santuario-blog

rehabilitación del alcoholismo → Clínica Santuario ®®

rehabilitación del alcoholismo
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

rehabilitación del alcoholismo → Clínica Santuario ®®

rehabilitación del alcoholismo → El paciente que busca ayuda suele acudir al médico en la consulta privada o a un centro de rehabilitación.

En México hay muchos centros que se especializan y tratan a adictos, tanto públicos como privados. 

En esta fase se debe aclarar la situación de la persona, su perspicacia y su motivación rehabilitación del alcoholismo.

El estudio de los antecedentes psicosociales, así como un diagnóstico médico-psiquiátrico completo de la adicción y de posibles enfermedades comórbidas.

Esto es de suma importancia para el diseño de la oferta terapéutica individual.

Además, se debe considerar si se pueden esperar síntomas de abstinencia y si el tratamiento siguiente debe ser hospitalario o ambulatorio. 

Una tarea adicional de los centros de asesoramiento es proporcionar a todas las personas directa o indirectamente afectadas información sobre cómo proceder.

Segunda Fase: La desintoxicación

Con la ayuda de medicamentos y bajo supervisión médica (interna o externa) rehabilitación del alcoholismo.

la desintoxicación se lleva a cabo en un plazo aproximado de diez días si existe una dependencia física.

Tercera Fase: La retirada

El retiro de los pacientes hospitalizados o ambulatorios incluye no sólo medicación sino también tratamiento psicoterapéutico, terapia ocupacional para apoyar una nueva vida, así como atención psicosocial.

La participación de los miembros de la familia también es importante.

Cuarta Fase: La rehabilitación

Después de la fase de retirada, que dura unas ocho semanas, se suele conseguir una cierta estabilidad.

El paciente se siente cómodo y está convencido de que puede permanecer abstinente. 

Sin embargo, cuando regresan a su entorno familiar, a menudo se ven atrapados en los problemas psicológicos, sociales o familiares que les son familiares.

A menudo estos problemas son aún más evidentes que antes, porque ya no son «amortiguados» por el alcohol después de la retirada.

Un ejemplo es la tasa de divorcio significativamente más alta entre los alcohólicos «secos» en comparación con los bebedores.

Encontrar alternativas a las drogas adictivas es de gran importancia en el camino.

hacia una vida sin adicciones. Aquí se le debe ofrecer al paciente un campo donde pueda redescubrir.

los intereses perdidos o experimentar nuevas posibilidades que lo apoyen en el camino hacia una vida alegre y satisfactoria rehabilitación del alcoholismo.

Primera Fase: El contacto

Comparte esta publicación con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Deja tu Comentario