Skip to main content

¿Qué hacer cuando alguien sufre una sobredosis?

By noviembre 20, 2021Adicciones

Qué hacer cuando alguien sufre una sobredosis¿Qué hacer cuando alguien sufre una sobredosis?

Una sobredosis es una consecuencia peligrosa de una adicción. Es necesario saber identificar factores de riesgo antes de que suceda una. No obstante, muchas veces, por el desconocimiento o la apatía, no nos percatamos del riesgo. Por ello, es necesario conocer también qué hacer ante una situación así. El saber de qué manera atender a una persona con una sobredosis puede salvarle la vida. Y no solo eso, puede ser el primer paso para comenzar un proveso de rehabilitación.

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

¿Cómo identificar una sobredosis?

Una sobredosis ocurre cuando el organismo recibe una cantidad excesiva de una sustancia. En este punto, la dosis excede la cantidad máxima que el cuerpo puede tolerar antes de comenzar a presentar daños orgánicos.

Dependiendo del tipo de sustancia que se haya consumido, la sobredosis tendrá efectos distintos. Por ejemplo, una sobredosis de una droga depresora, como la heroína, puede causar:

  • Contracción anormal de las pupilas (miosis).
  • Relajación y somnolencia.
  • Náuseas y vómitos, acompañados de sudación fría.
  • Depresión respiratoria y nerviosa
  • Muerte por pérdida de funciones nerviosas

En cambio, una sobredosis de una droga estimulante, como las anfetaminas o el crack, pueden causar:

  • Dilatación de pupulas (midriasis bilateral).
  • Inquietud, hiperactividad e hipersudoración.
  • Alucinaciones y comportamientos paranoicos.
  • Aumento del ritmo cardíaco y la presión arterial.
  • Comportamientos violentos y psicóticos.
  • Convulsiones y, en último caso, la muerte.

La sobredosis puede darse de manera accidental, sobre todo entre consumidores principiantes. No obstante, también es común la sobredosis intencional. Sea cual sea el caso, este es un signo de una adicción existente o en desarrollo.

Primeros auxilios ante una sobredosis

  1. Examine las vías respiratorias, la respiración y el pulso de la persona. Inicie la RCP, de ser necesario. Si está inconsciente pero respirando, coloque a la persona con cuidado en posición de recuperación, haciéndola rodar sobre su lado izquierdo. Doble la pierna hacia arriba para que la cadera y la rodilla estén en un ángulo recto. Suavemente, gire su cabeza hacia atrás, para mantener las vías respiratorias abiertas. Si la persona está consciente, afloje sus ropas, manténgala caliente y bríndele confianza. Trate de mantenerla calmada. Si se sospecha de una sobredosis, trate de evitar que la persona consuma más drogas. Solicite ayuda médica de inmediato.
  2. Trate a la persona si presenta signos de shock. Los signos incluyen debilidadlabios y uñas azuladospiel fría y húmedapalidez y disminución de la lucidez mental.
  3. Si la persona tiene convulsiones, adminístrele primeros auxilios para convulsiones.
  4. Vigile permanentemente los signos vitales de la persona (pulso, ritmo respiratorio, presión arterial si es posible) hasta que la ayuda médica llegue.
  5. Si es posible, trate de determinar qué droga(s) tomó, qué cantidad y cuándo. Conserve cualquier empaque o frascos de píldoras u otras drogas utilizadas. Suministre esta información al personal médico de urgencias.

Cosas que no debería hacer cuando está tratando de ayudar a alguien con una sobredosis:

  • EVITE poner en peligro su propia seguridad. Algunas drogas pueden producir comportamientos violentos e impredecibles. Solicite ayuda médica.
  • NO trate de razonar con una persona que está bajo el efecto de drogas. No espere que se comporte de manera razonable.
  • ABSTÉNGASE de expresar opiniones al ofrecer ayudar. No se necesita saber por qué se ingirieron drogas con el fin de administrar primeros auxilios de manera efectiva.

Las emergencias a causa de drogas no siempre son fáciles de identificar. Si usted sospecha que alguien ha tomado una sobredosis o que está experimentando los síntomas de abstinencia, bríndele los primeros auxilios y busque asistencia médica.

Intente averiguar cuál fue la droga que la persona tomó. De ser posible, recoja todos los envases y cualquier muestra de restos de drogas o el vómito de la persona y llévelos al hospital.

Si usted o alguien con quien está tiene una sobredosis, llame al número local de emergencia.

En el hospital, el proveedor hará una revisión física y del historial médico. Se llevarán a cabo pruebas y procedimientos conforme vayan siendo necesarios.

Estos pueden incluir:

  • El carbón activado y los laxantes pueden ayudar a expulsar del cuerpo las drogas que hayan sido ingeridas (a veces aplicados a través de una sonda o tubo que va de la boca hasta el estómago)
  • Soporte para la respiración y las vías respiratorias, incluyendo oxígeno, un mascarilla, un tubo (sonda) que va de la boca hacia la tráquea y un respirador (ventilador)
  • Pruebas de sangre y de orina
  • Tomografía computarizada de la cabeza, cuello y otras zonas
  • Radiografías del pecho
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco)
  • Líquidos intravenosos (líquidos inyectados directamente en la vena)
  • Medicamentos para revertir los efectos de las drogas
  • Evaluación y asistencia de salud mental y trabajo social

En casos graves, la persona podría ser ingresada en el hospital para más tratamiento.

Los resultados dependen de varias cosas, incluyendo:

  • El tipo y cantidad de drogas
  • La manera en que haya sido consumida, como por la boca, nariz o por inyección (vía intravenosa o bajo la piel)
  • Si la persona tiene otros problemas de salud

Atención posterior a una sobredosis

Resulta crucial que la persona, en primer lugar, se recupere completamente. Una sobredosis es un problema grave y puede generar severas secuelas a la salud. La recuperación completa en un hospital es totalmente necesaria.

Posteriormente a la recuperación, es indispensable brindar apoyo psicoterapéutico. Una persona adict tiene más probabilidades de recaer y volver a padecer la misma situación. Por ello, la terapia contra las adicciones es un paso necesario.

Los mejores lugares en los que se puede proporcionar este acompañamiento terapéutico son los centros y clínicas de rehabilitación. Ahí, la persona se desintoxica y aprende la disciplina, la educación emocional y las herramientas necesarias para combatir su adicción.

En México no existe un mejor centro de rehabilitación que Clínica Santuario. Aquí, los pacientes cuentan con acompañamiento constante, atención médica y nutricional, alimentación adecuada y cuidado terapéutico brindado por un equipo multidisciplinario.

Si tú has padecido una sobredosis provocada por las adicciones, o conoces a alguien que se encuentre en esta situación, te invitamos a que nos conozcas y te des cuenta de que somos la mejor opción. Contáctanos o comunícate directamente a nuestra línea de atención las 24 horas al número 492 180 9234.

Leave a Reply

Llámanos
Conocer
Descubre Clínica La Esperanza, un lugar para recuperar tu vida.
Adicciones
Trastornos
¿Sospechas que tú o un ser querido padece una adicción o un trastorno?
Realiza un test para comprobarlo y salir de dudas.
Podemos ayudarte
(492) 180 9234
Adicciones
Trastornos
¿Sospechas que tú o un ser querido padece una adicción o un trastorno?
Realiza un test para comprobarlo y salir de dudas.
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de lo más destacado de nuestras actividades
Suscribirme
He leído y acepto los términos y condiciones