Skip to main content

Ludopatía, adicción al juego, rehabilitaciónLudopatía: ¿cómo detectar que se padece adicción al juego?

La ludopatía es una grave enfermedad que recibe poca atención. Un ludópata está tan expuesto a la ruina familiar, económica, física y emocional como cualquier otro adicto.

Aquí podrás conocer un poco más sobre la ludopatía, cómo se trata y cómo se relaciona con otras adicciones.

¿Qué es la ludopatía?

La ludopatía, como otras adicciones, es una enfermedad. Esta consiste en la compulsión desmesurada por jugar y apostar en juegos de azar. El ludópata es incapaz de detenerse con tal de seguir jugando. Esto puede orillarle a apostar cada vez más con tal de continuar el juego. La mayoría de los ludópatas buscan ayuda hasta que han llegado a la ruina económica.

El adicto busca, más que el ganar, la emoción de jugar. Si bien, también es un detonante la sensación de poder que provoca ganar, existen otros factores. Por ejemplo, el consumo de sustancias muchas veces se combina con la ludopatía. De esta manera, es causada o se acrecenta por estos factores. También sucede que el juego es la puerta de entrada a la adicción a otras sustancias.

Señales que evidencian adicción al juego

Hay varias señales que evidencian que una persona padece adicción al juego. Entre ellas, se pueden citar:

  • Crecientes problemas económicos derivados del juego.
  • Preocupación y planificación constante de las apuestas.
  • Irritabilidad e inquietud al perder o al no jugar..
  • Intento de recuperar las pérdidas por medio de más apuestas.
  • Mentir para ocultar la magnitud de las apuestas.
  • Anteponer las apuestas a las necesidades económicas, al trabajo, a la familia o a los estudios.
  • Recurrir al robo y el fraude para cubrir los costos de las apuestas.

Una persona con ludopatía no se dentendrá, incluso cuando pierda. Se buscarán los medios para continuar apostando, incluso si afectan a los seres queridos o son ilegales.

¿Qué relación tiene la ludopatía con otras adicciones?

Muchas otras adicciones pueden provocar o ser provocadas por la ludopatía.

La presión que ejerce el juego y sus consecuencias orillan a muchos a buscar alivio en otras sustancias. Por ello, es muy común que un ludópata consuma drogas estimulantes o depresoras, como la cocaína o las anfetaminas.

De igual manera, es común que un drogadicto acuda a las apuestas para financiar su consumo.

A final de cuentas, la ludopatía, casi siempre, se presenta junto con otras adicciones.

¿Cómo se trata la adicción al juego?

Como toda adicción, la ludopatía también requiere de un tratamiento profesional. En primer lugar, es necesario un proceso de desintoxicación, no solo del juego, también de otras sustancias. Recuerda que el juego puede llevar al consumo de alcohol y drogas, y viceversa.

Un tratamiento así requiere de atención profesional. Una adicción de este tipo no se debe atender por cualquier persona ni en cualquier lugar. Hace falta un proceso terapéutico completo, un seguimiento constante y atención psicológica y médica personalizada.

Por ello, no existe mejor opción para tratar la ludopatía que Clínica Santuario. Nuestro equipo terapéutico multidisciplinario está preparado para brindar el apoyo que cada adicto necesita.

¿Necesitas más información? Ven y conócenos, estamos para ayudarte. Contáctanos o comunícate directamente a nuestra línea de atención las 24 horas al número 492 180 9234.

Leave a Reply

Llámanos
Conocer
Descubre Clínica La Esperanza, un lugar para recuperar tu vida.
Adicciones
Trastornos
¿Sospechas que tú o un ser querido padece una adicción o un trastorno?
Realiza un test para comprobarlo y salir de dudas.
Podemos ayudarte
(492) 180 9234
Adicciones
Trastornos
¿Sospechas que tú o un ser querido padece una adicción o un trastorno?
Realiza un test para comprobarlo y salir de dudas.
Suscríbete a nuestro boletín de noticias y entérate de lo más destacado de nuestras actividades
Suscribirme
He leído y acepto los términos y condiciones